RSS

Archivo de la etiqueta: Cambio de Paradigma

Vídeo

Tiempo, fechas, plazos

Buenos días a todos!!

Dakar ha amanecido hoy cubierto aunque parece que el sol empieza a salir entre las nubes. Toda una metáfora para empezar el día.

Después de una noche horrible entre esa oración de las 5 de la mañana, el martes empezó el Ramadán y el nivel de los altavoces ha subido…(tendré que escribir también sobre eso, se me acumulan los deberes!); esa humedad agobiante que hace que las sábanas se te peguen a las piernas y que sueñes con adentrarte en la filosofía fakir para aprender a levitar; y 3 mosquitos que nos han hecho levantarnos (unas 6 ó 7 veces) y encender todas las luces como posesos para encontrarlos…Esta mañana he visto este corto y no he podido evitar el querer compartirlo con vosotros.

No es la entrada que preparaba, pero me ha parecido interesante escribir del concepto del tiempo. ¿Quién no ha tenido que esperar en este continente? ¿Quién no se ha sentido abandonado u olvidado por su cita? ¿A quién no le han dejado esperando hora y media para luego aparecer “como si nada”? ¿Quién ha intentado explicar lo que significa un plazo o lo que es ser puntual sin éxito?

Y es que una vez un senegalés de St Louis me dijo:

“El tiempo os mata mientras que nosotros matamos el tiempo”.

Qué grande y qué sabio. No puede haber más verdad en una frase tan sencilla. Si lo piensas bien, nosotros somos esclavos de los plazos de entrega, de la hora de las reuniones, de las horas extras, en lo profesional; de la fecha del cumpleaños, de la hora de la cena, en lo personal; érase un hombre a un reloj pegado, ¿Cuántas veces hemos dicho esa frase de “no me da tiempo”? ¿Cuántas veces hemos deseado que el día tuviera más horas? ¿O cuántas veces hemos esperado que no pasara el tiempo? y no sólo eso, sino que además somos conscientes que hay que dormir unas 8 horas, dedicar 2 horas para comer, un tiempo para la familia, un tiempo para mi afición… y ¡oye! ¡que necesito tiempo para mi!

¿Para ti? Como si el tiempo te perteneciera. No, el tiempo no es tuyo, olvídate de esa obsesión de hacer tuyo todo lo que se te regala.

Playa La Somone

Os quiero copiar un fragmento de un libro que me estoy leyendo:

“En África el tiempo aparece como consecuencia de nuestros actos y desaparece si lo ignoramos o dejamos de importunarlo. Es una materia que bajo nuestra influencia siempre puede resucitar, pero que se sumirá en estado de hibernación, e incluso en la nada, si no le prestamos nuestra energía. El tiempo es una realidad pasiva y, sobre todo, dependiente del hombre. Todo lo contrario de la manera de pensar europea. En alguna parte del mundo fluye y circula una energía misteriosa, la cual, si viene a buscarnos, si nos llena, nos dará la fuerza para poner en marcha el tiempo: entonces algo empezará a ocurrir. Sin embargo, mientras una cosa así no se produzca, hay que esperar; cualquier otro comportamiento será una ilusión o una quijotada.” (Del libro “Ébano” de Ryszard Kapuúscínski).

Y eso es lo que pasa. Por eso llegan tarde, o se retrasan. Quizá deberíamos de aprender un poco de ellos. Aprender a estar un día sin reloj, dejar de agobiarnos porque hoy no hemos terminado algo, aprender a respirar y a mantener la calma cuando no llegamos a los que nos hemos propuesto, no pedir las cosas para ayer… aprender a congelar el tiempo y a guardarnos lo bueno de cada momento; pero sobre todo,aprender a disfrutar del regalo: tu tiempo.

Y el corto que me ha inspirado…

¡Os deseo muy buen fin de semana!

 
5 comentarios

Publicado por en 12/07/2013 en Día a día

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Senegaleando en el ABC

Amanecer en Sine Saloum

¡Por fin hemos tenido nuestra primera visita en Senegal! 

Hemos visitado todo Dakar, negociando en Sandaga, paseado por el delta de Sine Saloum y tenido muchas más aventuras. De esas que sólo se pueden tener y sentir viniendo a África.

 

 

El ver a alguien recién llegado y que no está acostumbrado a nuestro pequeño caos, me recuerda a mí misma al llegar y me hace ver todo lo que he cambiado. Como decía Miguel, amigo mío en uno de sus comentarios: pasar de sentirse niño, a privilegiado. Y de ahí a testigo.

En septiembre escribí un post, se llamaba “Abriendo los ojos”. Ahora, añadiría un momento más a esos que describí en su momento. Porque ahora, no sólo te haces testigo de esos detalles que al principio te impactaban pero a los que ya te has acostumbrado. Ahora, como cada testigo, tengo ganas de cambiarlo. De alguna manera. Y siento que este blog, es una de ellas.

Ayer salimos en el ABC . La semana pasada contactó conmigo la periodista, Miriam. Estuvimos hablando un rato largo y la verdad es que fue un encanto.

Mujeres SenegalesasEl artículo… está bien. Tiene un montón de datos empíricos que supongo que ordenar se convierte en una tarea más que complicada. Pero la verdad, es que me dio pena que no pusiera ciertas cosas que le conté, que supongo que es imposible al plasmar en un artículo tanta variedad de opiniones. Si lees entre líneas, una vez más, se respira esa negatividad y ese pesimismo que me cuesta tanto últimamente de España y del momento tan duro que vivimos todos… y ni yo ni este blog creo que somos así.

Y aunque no suelo escribir de política ni de religión ni de nada que pueda dividir a la gente, pienso que la situación en la que vivimos es difícil… pero que es la que nos ha tocado vivir. De nosotros depende vivirla con una sonrisa o con una lágrima. De nosotros depende intentar vivir cada día con esperanza, con alegría… o vivir sin dar una palabra amable al que está a tu lado y que probablemente viva una situación parecida o peor que tú.

A los que habéis empezado a seguirme, espero que hayáis llegado a este blog casi por casualidad al hacer clic en el enlace del artículo y que os hayáis decidido a rondar este pedacito de internet de vez en cuando. Ojalá podáis sentir ese positivismo, esa ilusión y esa esperanza que intento plasmar en cada palabra que escribo.

Volviendo de Sine Saloum Quiero que sepáis que a raíz de ese artículo tuve más de 1.000 visitas: Mi pequeño récord de audiencia, además de ampliar un poquito más mis seguidores en Facebook. ¡GRACIAS!

¡¡MUCHO ÁNIMO A TODOS!!

Y feliz semana 🙂

 
8 comentarios

Publicado por en 14/03/2013 en Día a día

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Generación Perdida

A todos esos que nos llaman “de la Generación Perdida”…

Yo no soy de esa generación que hablan en los periódicos y en tantos sitios.

Tengo 2 titulaciones, hablo inglés y francés y me gusta relacionarme con gente de otras culturas. Ahora, con menos de 30 años vivo fuera de España. No en EEUU o en Europa sino en África Subsahariana, donde vivo mi día a día soñando con un mundo más justo. Un lugar al que tú, querido amigo, llamas “tercer mundo” y donde no te atreves a aparecer. Un lugar donde las personas te miran a los ojos y te sonríen, aunque no tengan para vivir lo que tu consideras básico para tu supervivencia.

Quizá no todos tengamos títulos universitarios y hablemos idiomas, eso no es lo más importante ya que en la diversidad está la riqueza. Lo que sí puedo decirte, es que soy de una generación de luchadores, que buscan la solución no sólo de nuestros problemas, sino de los de nuestras familias y nuestra sociedad. Los que hemos aprendido a dejar a nuestros amigos y familia, por un poco de esperanza y de futuro. Soy de la generación del esfuerzo… ahora ser ingeniero no es una garantía de tener un futuro asegurado. No sabemos lo que es “vivir por encima de nuestras posibilidades”, ni lo que es vivir mejor que nuestros padres… porque no lo hacemos.

Hemos aprendido a trabajar en equipo aunque parezca un “cliché”, a hablar con cualquier persona de la que puedes tener algo que aprender, a mirar a nuestro alrededor, a perdonar los errores de los demás y a seguir adelante con nuestra vida.

No sé por qué dices que pertenezco a una “generación perdida”. Quizá hemos encontrado un camino que no tenías previsto y ves peligrar tu futuro… yo como otros muchos no estoy dispuesta a volver a un país donde se respira el desaire, el egoísmo y el pesimismo. Donde la generación anterior nos ha enseñado el significado del individualismo y de la codicia. Y sí, quiero ahorrar, pero lo primero que me compraría no sería un coche ni una casa; sería un billete de avión a la India donde creo que podría aprender cosas que no podrían enseñarme en un colegio… de esos que diseñaste tú con tus amigos y que reformaste hasta dejarnos con el sistema que tenemos ahora y del cuál, por cierto, echas la culpa por los malos resultados que has obtenido: una generación, ¿perdida?

¿Sabías qué querido amigo? Se llama Generación Perdida a esos escritores que vivieron con las secuelas de la II Guerra Mundial (y hasta la gran depresión), que plasman en sus obras una época difícil económicamente para los Estados Unidos que desembocó en la crisis de 1929 y que plasman en sus obras el materialismo que les dejó la generación anterior.

Si hablamos en estos términos a lo mejor sí que tienes razón, puede que seamos de una generación del esfuerzo que les toca vivir en lo contrario a la opulencia o a los excesos. Pero que conoce valores a menudo olvidados en estos últimos años como la solidaridad, el respeto o el optimismo.

Mire donde mire y hable con quien hable, sólo tengo amigos que son así. Y la única palabra que nace en mi boca cuando les recuerdo en la distancia es: AUTÉNTICOS. Porque es lo que nos han enseñado a ser. Personas, de verdad. Con muchas ganas de ser felices y con la necesidad de ser genuinos, puros, originales.

Que esperan aportar al mundo algo más que edificios vacíos, deudas o desánimo sino que quieren contribuir con alegría y esperanza, dejando a sus hijos un lugar más justo, más feliz… donde puedan trabajar, sí, pero sobre todo donde puedan VIVIR y ser felices.

Efectivamente, no todo el mundo de esta Generación Perdida son así de nobles y sinceros, de la misma manera que hay gente de la generación anterior que no son como tú, amigo, sino que son ejemplo para muchos de nosotros ayudándonos y enseñándonos a ser lo que ahora somos. Personas que se mantienen en la sombra alentándonos a ser libres, independientes, a creer en el amor, en la amistad, en la fraternidad. Que se trabajan a sí mismos, a sus familias y su carrera profesional. ¡Ojalá esas personas pudieran conducir un país, con los valores que realmente importan! Querido amigo, no nos llames generación perdida, porque a lo mejor tú estás más perdido que muchos de nosotros.

Nos acusas de apáticos, rebeldes, indiferentes, dejados… por no querer participar en un sistema que has montado para enriquecerte. ¿Sabes por qué? no creemos en él. Desde nuestra pequeñez de ser jóvenes gritamos en silencio e imploramos una transformación. No tenemos tu experiencia, pero lo hacemos a nuestra manera. Igual que tú cuando eras joven clamabas por la democracia que tanto anhelabas.

Economistas, periodistas, políticos, escritores, gurús… nadie sabe lo que estamos viviendo aunque muchos intentan hacerse los entendidos. La verdad, es que tenemos suerte de tener la oportunidad de vivir este cambio, quizá un cambio de paradigma. Porque un cambio te obliga a adaptarte y a establecer tus normas. Me siento orgullosa de vivir en esta generación, porque sé que todos compartimos esta manera de pensar. Y quizá si aprendemos de los errores anteriores, no caeremos en los mismos fallos. Tenemos la oportunidad de construir una sociedad abierta, dispuesta a luchar por aquello en lo que cree, fundamentada en los valores que realmente construyen seres humanos y sin tantos tabúes sociales. Y cuando seamos suficientemente mayores, miraremos hacia atrás y podremos decir orgullosos: Algunos nos llamaron Generación Perdida  pero yo pertenecí a esa generación de valientes.

 

Sé que esta entrada no es el tono habitual en el que suelo escribir, pero no os preocupéis que volveré a lo de antes. Para escribirla, me he documentado antes y curiosamente, casi todos los periódicos que conozco han utilizado este término para titular algún artículo. Gracias por la inspiración. Adjunto enlaces a los artículos: El Mundo, El País, El Correo Gallego, Bloger respondiendo a El País, El País, Blog Personal (Perspectiva de un padre)El País, El Mundo, BBC Mundo, ABC, El Mundo, El Mundo, El País, Expansión, Cinco Días, Cinco Días, Euroxpress, Blog Comité de Estudiantes, Blog de Filosofía,  Blog personal, y por supuesto otras páginas de Internet, wikipedia y vídeos de Youtube.

Os pongo un documental de La2 especialmente bueno.

Y otro de un músico-emprendedor que habla de la Generación Perdida, como nombre de su disco.

 
6 comentarios

Publicado por en 08/11/2012 en Experiencias

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,