RSS

Archivos Mensuales: noviembre 2012

Información práctica

En una fiesta hace poco tuve la oportunidad de hablar con una persona que conoció antes mi blog que a mí… y me hizo mucha ilusión. Pero me dijo que llegó hasta “Senegaleando” buscando información y bien porque era al principio, bien porque no he escrito del tema… no encontró lo que buscaba.

Así que en honor a ellos y a todos los que llegan hasta mi pequeño rincón, buscando algo de información práctica, os escribiré aquí unas pocas pautas sobre Senegal:

Tiempo. Hay dos estaciones, la húmeda (junio-octubre) y la seca (el resto del año). Si vienes durante la seca, no hace falta que traigas ropa de lluvia. Pero no te olvides de coger un jersey, ya que refresca por las noches. Y sea cuando sea, acuérdate de la crema solar: El sol africano quema.

Idioma. En Senegal cada grupo tribal habla su idioma: Wolof mayoritariamente, pero también serer, diola, malinke… sin embargo, todos aprenden desde pequeños el francés. Si vienes aquí, debes de poder manejarte en ese idioma. Y si no, aprenderlo como sea…

Moneda: Franco CFA. Es la moneda común en las antiguas colonias francesas y algún país más. 1€ = 655,95 F CFAS. Y para que os hagáis una idea, una barra de pan cuesta 175 francos y constituye una comida para alguno de ellos.

Gastos normales. No te dejes engañar por lo que he puesto de la barra de pan. Vivir en Senegal, no es barato. Por ejemplo, hay que tener cuidado de dónde vas a comer y, si quieres salir por ahí una comida puede salirte por unos 20-30 €… Un alquiler de una casa unos 500-600€… un botellín de cerveza local unos 5€ (eso sí).

Historia. Hace años, se esclavizaba a los senegaleses y se les embarcaba rumbo a las americas (más info, en wikipedia). De todas maneras, el blanco (o “toubab” como nos llaman ellos), es símbolo de riqueza y dinero. No nos odian ni son violentos con nosotros. Pero habrá que andar con mil ojos…porque buscarán cómo sacarte unos francos de más…

Negociación. Es todo un arte que hay que aprender. Desde un recorrido en taxi, hasta la compra en el mercado. Interesante y agotador. Personalmente, todavía me tengo que desarrollar algo más en esto…

Saludo. Uno dice “Nsala Malekum” y el otro responde “Malekum Nsala”. Aquí no es como en Europa, llegas a una tienda, coges lo que quieres, pagas y te vas. En Senegal hay que saludar. Tomarse un tiempo. Después del saludo, inmediatamente se pregunta el “ça va?” de rigor. Cuando lo hagas, dale la mano si puedes, mírale a los ojos, haz un gesto de saludo. La otra persona está ahí, no le ningunees. Y si puedes acompañar el gesto con una sonrisa… verás cómo te la devuelven…

Mosquitos. Tema escabroso y me atrevería a decir que el que más preocupa al que viene. Hay que tomar precauciones. Si vienes de visita, tómate las correspondientes medicinas. Mientras estés aquí, cuidado al amanecer y al atardecer, ponte anti-mosquitos fuerte en esos momentos… De todas formas, cuando más hay es en la estación seca y en Dakar hay menos que a las afueras. Si ves agua estancada, ten cuidado.

– ¿Y la Malaria? Pues es complicada… pero no tengas miedo. El mosquito que pica es la hembra de su raza y pican al amanecer o atardecer. Reduce las posibilidades de que te pique. Hay mucha gente que muere de ella, pero lamentablemente es gente sin recursos. En la mayoría de los casos, es como una gripe fuerte.

Gripe intestinal. No se habla tanto de ella, pero hay que tener cuidado igualmente porque te puede fastidiar unas vacaciones. Bebe siempre agua embotellada. Ten cuidado con el restaurante al que vas a comer y al tomar hielos, helados, etc. No tanto pero al tomar comida típica de aquí puede que te siente un poco mal (son fuertes, con mucho picante). Y sobre todo, para evitar cualquier problema lávate siempre las manos.

Vacunas. Ve al Centro de Vacunación internacional de tu ciudad e infórmate.

Seguridad. Senegal es un país bastante seguro. No hace falta que vayas enseñando un fajo de billetes cada vez que vayas a comprar una bolsita de cacahuetes, ni que te dejes la cámara de fotos en la mesa mientras vas al baño… pero puedes moverte sin problema y sin miedo a que algo te ocurra.

Lee mi blog y mi página facebook, infórmate en internet, ve vídeos en Youtube y fotos en Google Imágenes… aunque te aseguro que no tiene absolutamente nada que ver con la experiencia de llegar y ver esto con tus propios ojos…

Creo que esta entrada de información práctica está bastante completa. Pero si vas a venir a Dakar y tienes alguna duda sobre algo que no he puesto, ¡no te cortes y pregúntame!

Anuncios
 
6 comentarios

Publicado por en 29/11/2012 en Info práctica

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Emoción

¡Hola a todos!

Hace mucho que no vengo por aquí a escribir, ¡¡pero no os tengo olvidados!!

Quería contaros que ya tenemos los billetes de barco para ir en fin de año al sur de Senegal. Estamos muy emocionados!! Dicen que es completamente diferente al norte… Así que haré un montón de fotos (del cielo, por supuesto) y os las pasaré en cuanto volvamos.

Mientras tanto, os dejo un trailer de una película-documental. ¿La habéis visto? Es bonita y curiosa… 4 historias de 4 bebés en 4 esquinas diferentes del mundo. Una delicia para los que disfruten con las cosas diferentes.

 
2 comentarios

Publicado por en 22/11/2012 en Día a día

 

Etiquetas: , ,

Lost Generation

To all those who call us “Lost Generation” …

I’m not from that generation everyone talks about.

I have two degrees, I speak English and French and I like interacting with people from other cultures. Nowadays, I’m under 30 years old and I’m living outside Spain. Not in the U.S. nor Europe, but in sub-Saharan Africa, where I live day by day dreaming with a better world. A place where you, my dear friend, call “the third world” and where you dare not appear. A place where people looks to your eyes and smile, even if they have to live without these things that you consider basic to your survival.

Perhaps not all of us have college degrees and speak some languages, but this is not important because diversity means richness. What I can say is that I am from a generation of fighters, who seek not only the solution of our problems, but those of our families and our society. Those who have learned to swap our friends and family, for hope and future. I’m from the generation of the effort … At present, to be engineer is not a guarantee of having a secure future. We don’t know what is “to live beyond our means”, or to live better than our parents do … because we don’t do it.

We have learned to work together as a team, may seem a “cliché”, to talk to any person from which you can have something to learn, to look around us, to forgive the mistakes of the others and to get on with our lives.

I don’t know why you assert that I belong to a “lost generation”. Perhaps we have found a way that you haven’t planned and you are scared, because you feel that your future is in danger… I’m not willing to return to a country where you can breathe snub, selfishness and pessimism. Where the previous generation has taught us the meaning of individualism and greed for money and power. And yes, I want to save money, but the first thing I would buy won’t be a car or a house but it would be an air ticket to India where I think I could learn things that we cannot learn in the school … this school you have designed and changed with your friends, leaving us this educational system we have now and which, by the way, you blame for the bad results you get: a generation, lost?

Did you know my dear friend? It’s called Lost Generation to those writers who lived after the World War II (and until the Great Depression), it was a hard time for the economy of the United States that led to the crisis of 1929. They reflected in their works the materialism that the previous generation left them.

If we talk in these terms maybe yes, you’re right, we may be a generation of effort that live in the opposite of opulence or excess. But who knows values ​​often forgotten as solidarity, respect and optimism.

Everywhere I look and everyone I talk with, I can see people who are just like that. And the only word that comes to me when I remember them in the distance is AUTHENTIC. Because that’s what we have been taught to be. True people. Eager to be happy and with the need to be genuine, pure, original.

They expect to provide the world more than empty buildings, debts or discouragements but they want to contribute with joy and hope, leaving their children a world fairer, happier … where they could work, yes, but above all where they can LIVE and be happy .

Indeed, not everyone of this Lost Generation are noble and sincere, in the same way that people of your generation are not like you, my friend. They are an example for many of us, helping us and teaching us to be as we are. People who remain in the shadow encouraging us to be free, independent, to believe in love, in friendship and fraternity. They work themselves, their families and their careers. I wish these people could lead a country, with the values ​​that really matter! Dear friend, don’t call us lost generation, because maybe you’re more lost than many of us.

You accuse us to be apathetic, rebellious, indifferent, lazy … We don’t want to participate in a system that has been start up to enrich a few people. Do you know why? We don’t believe in it. From our smallness of being young we shout in silence and implore for a change. We don’t have your experience, but we do it in our way. Just like you, when you were young asking for the democracy that you craved.

Economists, journalists, politicians, writers, gurus … nobody knows what we are living though many of them try to be connoisseurs. The truth is that we are lucky to have the opportunity to live this change, perhaps a paradigm shift. Because a change forces you to adapt yourself and set your own rules. I am proud to live in this generation, because I know that we all share this way of thinking. And perhaps if we learn from past mistakes and if we don’t fall into the same errors… we’ll have the opportunity to build an open society, willing to fight for what they believe, based on the values ​​that actually build humans and without many of the social taboos that you have. And when we are old enough, we’ll look back and proudly say: Someone called us Lost Generation but I belonged to that generation of braves.

I know this post is not my usual way of write, but don’t worry, I’ll return to it. To write it, I have documented before and curiously, almost every newspaper have used this term of “Lost Generation”. Thanks for the inspiration. Attached links to the articles: El Mundo, El Pais, El Correo Gallego, Bloger responding to  El MundoEl PaísEl Correo GallegoBloger respondiendo a El PaísEl PaísBlog Personal (Perspectiva de un padre)El PaísEl MundoBBC MundoABCEl MundoEl MundoEl PaísExpansiónCinco DíasCinco DíasEuroxpressBlog Comité de EstudiantesBlog de Filosofía,  Blog personal, and of course other websites, Wikipedia and YouTube videos. It’s important for you to know that this are articles from spanish journalists… are they who call us “Lost Generation”.

 
Deja un comentario

Publicado por en 09/11/2012 en Experiencias

 

Etiquetas: , , , , , ,

Generación Perdida

A todos esos que nos llaman “de la Generación Perdida”…

Yo no soy de esa generación que hablan en los periódicos y en tantos sitios.

Tengo 2 titulaciones, hablo inglés y francés y me gusta relacionarme con gente de otras culturas. Ahora, con menos de 30 años vivo fuera de España. No en EEUU o en Europa sino en África Subsahariana, donde vivo mi día a día soñando con un mundo más justo. Un lugar al que tú, querido amigo, llamas “tercer mundo” y donde no te atreves a aparecer. Un lugar donde las personas te miran a los ojos y te sonríen, aunque no tengan para vivir lo que tu consideras básico para tu supervivencia.

Quizá no todos tengamos títulos universitarios y hablemos idiomas, eso no es lo más importante ya que en la diversidad está la riqueza. Lo que sí puedo decirte, es que soy de una generación de luchadores, que buscan la solución no sólo de nuestros problemas, sino de los de nuestras familias y nuestra sociedad. Los que hemos aprendido a dejar a nuestros amigos y familia, por un poco de esperanza y de futuro. Soy de la generación del esfuerzo… ahora ser ingeniero no es una garantía de tener un futuro asegurado. No sabemos lo que es “vivir por encima de nuestras posibilidades”, ni lo que es vivir mejor que nuestros padres… porque no lo hacemos.

Hemos aprendido a trabajar en equipo aunque parezca un “cliché”, a hablar con cualquier persona de la que puedes tener algo que aprender, a mirar a nuestro alrededor, a perdonar los errores de los demás y a seguir adelante con nuestra vida.

No sé por qué dices que pertenezco a una “generación perdida”. Quizá hemos encontrado un camino que no tenías previsto y ves peligrar tu futuro… yo como otros muchos no estoy dispuesta a volver a un país donde se respira el desaire, el egoísmo y el pesimismo. Donde la generación anterior nos ha enseñado el significado del individualismo y de la codicia. Y sí, quiero ahorrar, pero lo primero que me compraría no sería un coche ni una casa; sería un billete de avión a la India donde creo que podría aprender cosas que no podrían enseñarme en un colegio… de esos que diseñaste tú con tus amigos y que reformaste hasta dejarnos con el sistema que tenemos ahora y del cuál, por cierto, echas la culpa por los malos resultados que has obtenido: una generación, ¿perdida?

¿Sabías qué querido amigo? Se llama Generación Perdida a esos escritores que vivieron con las secuelas de la II Guerra Mundial (y hasta la gran depresión), que plasman en sus obras una época difícil económicamente para los Estados Unidos que desembocó en la crisis de 1929 y que plasman en sus obras el materialismo que les dejó la generación anterior.

Si hablamos en estos términos a lo mejor sí que tienes razón, puede que seamos de una generación del esfuerzo que les toca vivir en lo contrario a la opulencia o a los excesos. Pero que conoce valores a menudo olvidados en estos últimos años como la solidaridad, el respeto o el optimismo.

Mire donde mire y hable con quien hable, sólo tengo amigos que son así. Y la única palabra que nace en mi boca cuando les recuerdo en la distancia es: AUTÉNTICOS. Porque es lo que nos han enseñado a ser. Personas, de verdad. Con muchas ganas de ser felices y con la necesidad de ser genuinos, puros, originales.

Que esperan aportar al mundo algo más que edificios vacíos, deudas o desánimo sino que quieren contribuir con alegría y esperanza, dejando a sus hijos un lugar más justo, más feliz… donde puedan trabajar, sí, pero sobre todo donde puedan VIVIR y ser felices.

Efectivamente, no todo el mundo de esta Generación Perdida son así de nobles y sinceros, de la misma manera que hay gente de la generación anterior que no son como tú, amigo, sino que son ejemplo para muchos de nosotros ayudándonos y enseñándonos a ser lo que ahora somos. Personas que se mantienen en la sombra alentándonos a ser libres, independientes, a creer en el amor, en la amistad, en la fraternidad. Que se trabajan a sí mismos, a sus familias y su carrera profesional. ¡Ojalá esas personas pudieran conducir un país, con los valores que realmente importan! Querido amigo, no nos llames generación perdida, porque a lo mejor tú estás más perdido que muchos de nosotros.

Nos acusas de apáticos, rebeldes, indiferentes, dejados… por no querer participar en un sistema que has montado para enriquecerte. ¿Sabes por qué? no creemos en él. Desde nuestra pequeñez de ser jóvenes gritamos en silencio e imploramos una transformación. No tenemos tu experiencia, pero lo hacemos a nuestra manera. Igual que tú cuando eras joven clamabas por la democracia que tanto anhelabas.

Economistas, periodistas, políticos, escritores, gurús… nadie sabe lo que estamos viviendo aunque muchos intentan hacerse los entendidos. La verdad, es que tenemos suerte de tener la oportunidad de vivir este cambio, quizá un cambio de paradigma. Porque un cambio te obliga a adaptarte y a establecer tus normas. Me siento orgullosa de vivir en esta generación, porque sé que todos compartimos esta manera de pensar. Y quizá si aprendemos de los errores anteriores, no caeremos en los mismos fallos. Tenemos la oportunidad de construir una sociedad abierta, dispuesta a luchar por aquello en lo que cree, fundamentada en los valores que realmente construyen seres humanos y sin tantos tabúes sociales. Y cuando seamos suficientemente mayores, miraremos hacia atrás y podremos decir orgullosos: Algunos nos llamaron Generación Perdida  pero yo pertenecí a esa generación de valientes.

 

Sé que esta entrada no es el tono habitual en el que suelo escribir, pero no os preocupéis que volveré a lo de antes. Para escribirla, me he documentado antes y curiosamente, casi todos los periódicos que conozco han utilizado este término para titular algún artículo. Gracias por la inspiración. Adjunto enlaces a los artículos: El Mundo, El País, El Correo Gallego, Bloger respondiendo a El País, El País, Blog Personal (Perspectiva de un padre)El País, El Mundo, BBC Mundo, ABC, El Mundo, El Mundo, El País, Expansión, Cinco Días, Cinco Días, Euroxpress, Blog Comité de Estudiantes, Blog de Filosofía,  Blog personal, y por supuesto otras páginas de Internet, wikipedia y vídeos de Youtube.

Os pongo un documental de La2 especialmente bueno.

Y otro de un músico-emprendedor que habla de la Generación Perdida, como nombre de su disco.

 
6 comentarios

Publicado por en 08/11/2012 en Experiencias

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Manifiesto

Queridos lectores,

Después de la demanda de propósitos y haciendo alusión al reciente interés por mis proyectos en este país, os hago saber:

  1. No tengo intención alguna de crear alguna actividad o proyecto que promueva la recepción en Senegal de algún tipo de ayuda económica para gente de aquí sin que ellos hagan nada.
  2. El único tipo de proyecto que puede interesarme es aquél que sea práctico y sostenible. Es decir, que cuando ese proyecto haya finalizado y las personas que lo desarrollen se hayan ido, esa región podrá hacerse cargo de su legado por sí mismos y sin ayuda externa.
  3. Por tanto, estudiaré si participar, crear o integrarme en proyectos en los que al menos un 80% de los fondos se destinen a la educación de los nativos y en los que exista un compromiso firme de continuidad por parte del organismo contribuyente u organizativo.
  4. No quiero ser partícipe en ningún proyecto promovido por ninguna organización que no haya estado en el país estudiando las necesidades del lugar donde se pretende realizar dicho proyecto.
  5. También creo con absoluto convencimiento que las personas que lleven a cabo cualquier tipo de proyecto en esta parte del mundo, deben de integrarse al menos al 80% con la gente local. Entendiendo ese 20% restante razones vitales de sanidad y salud.
  6. Creo firmemente que la manera de ayudar a estos países “en vías de desarrollo” es ayudándoles a desarrollarse, valga la redundancia. Es decir: creando empresas, promoviendo el intercambio de ideas, capitales y personas, apoyando a desarrollar seres humanos autónomos e independientes y con capacidad para soñar su país, a hacer realidad lo que sueñan y, en definitiva, ayudarles a establecer una economía estable y sostenible.
He aquí mi declaración de intenciones, la cuál espero que entiendas, con mayor o menor grado. Si tienes alguna pregunta al respecto, no dudes en escribir y preguntar.

 Por toda esta declaración, pongo de manifiesto que si alguna vez organizo algún tipo de asociación, podrá ser de dos tipos:

  1. Una empresa con ánimo de lucro, constituida por senegaleses en su mayoría y que pretenda dar a conocer un producto local.
  2. Una organización sin ánimo de lucro, la cuál tenga por objetivo o medio para conseguirlo, la educación de las personas de la zona.

Al final, todo se basa en la EDUCACIÓN y el RESPETO. Estemos en el mundo que estemos….falta mucho de esto.

Cordialmente le saluda,
La autora de este blog.

 
4 comentarios

Publicado por en 01/11/2012 en Personas

 

Etiquetas: , , , , , , ,